La edición de imágenes digitales. Programas y tutoriales

Los programas de edición de imágenes permiten realizar retoques, modificaciones y efectos que son imposibles o muy difíciles de hacer con los métodos de la fotografía analógica tradicional.

Independientemente del valor fotográfico o del uso que demos a las imágenes retocadas digitalmente, puede ser interesante conocer y practicar esta posibilidad para usos futuros, como herramienta creativa o simplemente como mera curiosidad.

LOS PROGRAMAS

Entre los programas de edición más completos y conocidos están el PHOTOSHOP de Adobe (programa comercial) o el GIMP (gratuito). Estos programas ofrecen una alta calidad de imagen y tienen muchas opciones y posibilidades de manipulación, por esto mismo necesitan cierto conocimiento y práctica para sacarles el mayor partido posible.

Existen opciones mucho más sencillas y fáciles de utilizar para corregir elementos básicos de la imagen (recorte, iluminación, enfoque, color, marcos). Es posible encontrar estas aplicaciones para instalar en el propio ordenador (Ejemplo: VIRTUAL STUDIO) o en línea, a través de páginas Web (Ejemplo: PICNIK). En sitios específicos de fotografía -como FLICKR- los usuarios tienen la posibilidad de utilizar un EDITOR en sus propias imágenes dentro del mismo programa.

TUTORIALES

Para aprender a utilizar las aplicaciones más complejas es posible acudir a FOROS, CURSOS Y TUTORIALES disponibles en la red. Hay mucha información en internet sobre fotografía. A veces, es tan sencillo como introducir en GOOGLE la consulta sobre lo que queremos hacer y seleccionar la respuesta más adecuada.

LA TÉCNICA

Como se ha dicho, los programas más sencillos son fáciles e intuitivos de utilizar. Se trata de pequeñas correcciones como giros, recortes o modificaciones generales de la luz que no necesitan demasiados conocimientos técnicos. Sin embargo, para efectos más complejos como composiciones de varias fotos, selección de partes de la imagen o tratamientos por tonos, por ejemplo, se necesitan no solo programas más potentes sino conocimientos de lo que se puede hacer y de cómo hacerlo.

En este sentido, antes de profundizar en la técnica en sí misma del uso de un determinado programa, puede ser interesante ver algunos EJEMPLOS de imágenes manipuladas que sirvan como inspiración, como objetivo o simplemente como información de hasta qué punto es posible modificar una imagen.

También es interesante familiarizarse previamente con los conceptos básicos sobre los ARCHIVOS Y FORMATOS digitales: tipos de archivos de imagen, tamaño de archivos y tamaño de imágenes, etc.


Si técnicamente siempre es recomendable hacer la foto original lo mejor posible, también lo puede ser el conocer las técnicas de corrección –y manipulación- de estas imágenes que nos permiten los formatos digitales. No se trata solo de corregir pequeños errores, sino de utilizar efectos creativos que ayuden a comunicar mejor sensibilidades o puntos de vista, que es en definitiva una parte fundamental de la fotografía.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Cesar me quedo con el enlace y estoy pendiente de tus articulos. Muchas gracias

Maximo dijo...

Interesantes técnicas que comentas César, bien tratadas se consiguen excelentes resultados